fbpx

Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca

Ana Paulina Pinto de BBVA: Las mujeres deben levantar la mano

“Tenemos que creérnoslo, y tener más confianza en nosotras y levantar más la mano.”

Ana Paulina Pinto

Executive Director Rates, Global Markets | BBVA, Mexico

Ana Pinto lleva 18 años trabajando en el mundo de las finanzas, y siempre ha notado que hay muy pocas mujeres en ese terreno laboral. “Y por eso siempre fue un gran reto estar rodeada de hombres y tener que darme mi lugar”, reflexiona.

“Es gracioso que hay quienes consideran que el de los traders es un mundo de hombres ‘porque tienes que tomar posiciones y tomar riesgos’; sin embargo, yo pienso que las habilidades que tienes como mujer –como el multitasking– te ayudan mucho, porque tienes que estar viendo 10 pantallas y tomar decisiones en segundos para hacer dinero y darle la mejor solución al cliente. Debería haber muchas más mujeres en esa posición”.

Nacida en Mexicali –una ciudad del norte de México con un millón de habitantes, que es la capital del estado de baja California y que está situada justo en la frontera con Estados Unidos–, siempre buscó la manera en la que pudiera dedicarse a las finanzas, aunque para ello tuviera que vencer las convenciones sociales.

“En mi ciudad no había muchas carreras profesionales, y por eso me fui a estudiar a Guadalajara. Me fui sola y fue padrísimo; después tuve la oportunidad de venirme a la Ciudad de México y fue cuando dije ‘esto me encanta y me fascina’”, recuerda la egresada de la licenciatura en Finanzas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y que vive desde hace casi 20 años en la capital del país.

En 2003 empezó trabajar como junior trader en Afore XXI, una de las administradoras de fondos para el retiro más importantes de México, labor que define como una gran experiencia.

Salir adelante en un ambiente de hombres

Ana, actual Strategy Business Planning Manager de BBVA México, banco en el que empezó a trabajar en 2006, dice que a veces el ambiente de las finanzas puede parecer rudo para algunas mujeres.

“Llegabas y todos los hombres te ponían una calificación o hablaban en un lenguaje algo ofensivo. Yo siempre fui un poco dura, me llevaba bien con todos, pero nadie se metía conmigo, porque siempre puse límites”, afirma.

“Los hombres suelen decirte que tienes que tomar muchos riesgos o que no vas a aguantar la presión; pero claro que la aguantas. Nunca fui la más arriesgada, pero era mucho más eficiente; tal vez no tomaba tantos riesgos, pero sí llegaba hasta mis límites”.

Por eso opina que, en el mundo de las finanzas, es necesario que todos sean más equitativos. respetuosos e inclusivos en todos los niveles y con todas las personas.

Su inspiración viene de familia

A lo largo de su vida, Ana siempre ha vencido todo tipo de barreras para cumplir sus objetivos y poder dedicarse a lo que ella quería.

“En Mexicali no me emocionaba mucho lo que veía, sentía que tenía que hacer algo distinto. En mi generación y en la ciudad en la que nací, las mujeres eran mucho más conservadoras que en las grandes ciudades, y muchas de ellas nada más querían esperar para casarse; pero yo siempre me vi trabajando, siendo independiente y buscando desarrollo profesional”, subraya.

Ella piensa que esas ganas de superación las heredó de sus abuelas, quienes han sido su inspiración debido a que, desde muy jóvenes, enfrentaron situaciones muy adversas, como enviudar, pero al final se reinventaron y salieron adelante.

“Desde muy chiquita me enseñaron de perseverancia y disciplina, a ser una persona estructurada y nunca depender de nadie, eso fue lo que es abrió el camino a mis abuelas; por eso fueron un gran motor en mi vida y definitivamente creo que les debo gran parte de lo que soy”, afirma.

Aprender de la adversidad

Esa fuerza ha acompañado a Ana en diferentes momentos de su vida profesional, como cuando vivió el inicio de la crisis de 2008.

“Yo estaba embarazada de mi primer hijo y fue una pesadilla. Todos los días sentía que el mundo se iba acabar, que todas las empresas, sobre todo las que tenían necesidades de corto plazo, iban a quebrar porque no había liquidez, y pues ahí nos estábamos reinventando para ver cómo salíamos adelante en cada operación y darle liquidez al cliente; fueron días complejos”, apunta.

Además, no faltaba quien le dijera cosas como “y tú qué haces aquí, vete a tu casa, las mujeres embarazadas deben estar en casa”, pero ella siempre prefirió seguir trabajando y adquiriendo el aprendizaje que ese momento coyuntural le dejó.

“Aprendí como no tienes una idea, pero en lo personal no me la pusieron muy fácil; sin embargo, todo se acomodó y fluyó maravillosamente gracias a que también hubo quien confió en mí”, relata.

Y ese reto se extendió varios meses más, ya que en poco tiempo vivió su segundo embarazo: “Sin pensarlo, ¡en tres años tuve dos hijos!, y yo me cuestionaba si debía irme a casa y dedicarme únicamente a cuidar a mis hijos, pero yo siempre quise ser una persona independiente, seguir creciendo profesionalmente, desarrollarme, seguir aprendiendo, nuevos temas y nunca quedarme en mi zona de confort”.

Esas actividades de su puesto de trading en mercados financieros eran muy apasionante para ella, pero sabía que debía aprender cosas nuevas.

“Para seguir creciendo, tenía que diversificar mis habilidades. Ahí me podía haber quedado feliz con mi portafolio, en mi zona de confort, pero quería seguir conociendo y reinventándome.

El camino que falta por andar

Ana, quiene forma parte del consejo de diversidad en BBVA México, señala que debe existir mayor sensibilización en las empresas para que las mujeres tengan más confianza en sí mismas y enfrentan nuevos retos.

“Un hombre siempre levanta la mano cuando le ofrecen un puesto, aunque cumpla la mitad de los requisitos; mientras que las mujeres no lo hacemos si no sentimos que cumplimos el 100%. Tenemos que estar conscientes de esto y levantar más la mano”, señala.

“Tenemos que creérnosla, y tener más confianza en nosotras y levantar más la mano. Decir ‘yo siempre me apunto, yo siempre levanto la mano, no me rindo y voy por el sí’”.

Reconoce que el mundo financiero ha evolucionado en temas de igualdad de género, pero a un ritmo más lento que el que ella quisiera y todavía prevalecen sesgos inconscientes porque cambiar la forma de pensar de todos es algo complejo.

“Afortunadamente, hoy se está poniendo más foco en la importancia de equipos más inclusivos y más diversos. Va avanzando, pero todavía estamos en una especie de ‘fase 1’”.

Aprender y desaprender

La otra carrera que le hubiera gustado estudiar a Ana es ingeniería, pero es una apasionada de lo que hace todos los días, y como no todo es trabajo, también le gusta jugar con sus hijos y pasar tiempo de calidad con ellos.

“Me encanta hacer yoga, viajar, conocer otras culturas y, aunque no tengo tiempo, me encanta cocinar. También me encantan los retos, por ejemplo, hace poco aprendí a surfear, me he tirado del paracaídas, me gusta correr, me fascina leer, me encanta esquiar en nieve… no me da miedo nada, así es la vida, siempre hay nuevos retos”, describe.

Sobre las nuevas generaciones, opina que tienen menos estereotipos en temas como la brecha de género. “Ya vienen con otro chip, con mucho más consciencia de estos temas, a mí me sorprende escuchar a las niñas diciendo cosas como ‘aquí todos somos iguales’”.

A las personas más jóvenes les recomienda no darse por vencidas nunca. “Deben aprender y desaprender también, porque no nos podemos encasillar con teorías que eran buenas hace 20 años, hay que estar en la innovación constantemente y conocer los nuevos desarrollos”, sugiere.

Aviso de responsabilidad: Los puntos de vista y opiniones expresados ​​en este blog son propios de sus autores y no reflejan necesariamente la política oficial o la posición de Bloomberg.

Bloomberg invitó a los inversionistas <GO> GETTERS del mercado financiero de América Latina a compartir sobre sus carreras, sus historias de éxito y los desafíos que tuvieron que enfrentar, no sólo como testigos del desarrollo de este entorno acelerado, sino que también como contribuyentes activos a su evolución, creando nuevas herramientas, compartiendo mejores prácticas e inspirando cambios.

Lea Más

The post Ana Paulina Pinto de BBVA: Las mujeres deben levantar la mano appeared first on Servicio Bloomberg Professional.

Generated by Feedzy