fbpx

Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca

Contabilidad de coberturas: ¿cuáles son los beneficios de una estrategia dinámica de gestión de riesgo?

Este artículo fue escrito por André Pereira, director de productos de contabilidad de coberturas APAC de Bloomberg.

La diferencia entre las tasas de interés a largo plazo para los préstamos y las tasas de interés a corto plazo para los depósitos conocida como el “margen de tasas de interés”, es la principal fuente de rentabilidad para un banco comercial. Sin embargo, obtener ese margen no está libre de riesgos, ya que las tasas de interés tanto del lado del activo como del pasivo pueden no comportarse como se esperaba inicialmente.

El objetivo principal de la gestión de riesgo de tasas de interés en la cartera bancaria es estabilizar el margen de intereses. Esto significa lograr que el margen de interés esté menos expuesto a los cambios en las tasas de interés. Esto puede lograrse teniendo activos y fuentes de financiación con el mismo perfil de riesgo, como el mismo vencimiento y tasas de interés. Sin embargo, en la práctica una compensación casi perfecta es casi imposible de lograr únicamente mediante préstamos/inversiones en activos y emitiendo pasivos con el mismo perfil de interés. De hecho, esto podría ser posible solamente utilizando instrumentos financieros derivados.

Muchos bancos gestionan este riesgo de manera dinámica en un sistema de portafolios, en lugar de hacerlo individualmente, porque esa estrategia puede hacer que la gestión general de riesgo sea más eficaz y por lo tanto aumentar la rentabilidad del banco. La gestión dinámica de riesgo podría describirse como un proceso continuo que implica identificar, analizar y decidir si mitigar uno o más riesgos asociados con un portafolio abierto, y cómo hacerlo. Un portafolio abierto está compuesto por exposiciones gestionadas que cambian con el tiempo a medida que se añaden nuevos préstamos o se vencen o prepagan los existentes.

Gestione su riesgo con una solución integrada Conozca más sobre MARS Risk

¿Un enfoque individual o dinámico para la gestión de riesgo de tasas de interés?

Los swaps de tasas de interés se consideran extremadamente eficaces al cubrir cualquier riesgo simple de tasas de interés que surja de la emisión de productos de los clientes, particularmente productos de préstamos a tasa fija. Por ejemplo, una hipoteca a cinco años, a tasa fija, financiada inicialmente en efectivo con Libor a tres meses crea una exposición al aumento de la tasa de financiación. Una tasa a cinco años paga tasa fija/ recibe Libor cierra el riesgo, ya que si las tasas aumentan, el mayor costo del financiamiento se compensa con la ganancia del swap, mientras que si las tasas disminuyen, la pérdida en el swap se compensa con el beneficio de la financiación más barata.

Por lo tanto, se podría concluir que la gestión de riesgo de tasas de interés simplemente implica cubrir todos los productos a tasa fija, uno por uno, con derivados a medida que son emitidos, y que este enfoque “individual” haría que el riesgo de tasas de interés en la cartera bancaria siempre sean en torno a cero. Pero este enfoque puede ser poco práctico y costoso, no solo en el costo de los instrumentos individuales, sino también en el mantenimiento y monitoreo del portafolio. En resumen, no siempre se consideraría conveniente corregir constantemente una pequeña cantidad de desajuste. Por estas razones, los bancos generalmente tienden a limitar el tamaño de su portafolio de derivados.

Hacer casi lo opuesto puede ayudar a los bancos a superar los problemas asociados con un enfoque “individual”. En lugar de eliminar cada fuente individual de exposición delta, los administradores de riesgo pueden compensar el DV01 general de sus exposiciones con un solo derivado. Sin embargo, aunque esto suena lógico en el papel, en la práctica, los bancos a menudo hacen algo intermedio entre estas dos estrategias, como lo demuestra el siguiente gráfico. La línea amarilla describe estrategias de cobertura que logran el objetivo para fijar un nivel deseado de DV01.

Las implicaciones del tiempo

Desde la perspectiva de una sola imagen en el tiempo, parece obvio que la cobertura a través de la compensación de DV01 es mucho más eficiente que intentar compensar exposiciones individuales y flujos de efectivo. Sin embargo, también es vital comprender cómo funcionan estas estrategias de cobertura en el tiempo.

El primer aspecto relacionado con el tiempo a considerar es la sensibilidad de la sensibilidad: una medida de segundo orden conocida como gamma. La medida gamma permite a los administradores de riesgo evaluar los cambios en el delta con respecto a los cambios en la curva de tasas de interés. En función de esta medida, un portafolio con cobertura individual tendrá un desempeño bastante bueno. Esto se debe a que, a medida que el tiempo transcurre, la estructura de riesgo de las exposiciones y las coberturas evolucionarán paralelamente, junto con sus propias medidas de delta. No habría necesidad de hacer ningún cambio en los derivados relevantes.

Por otra parte, un enfoque dinámico que utiliza un solo swap para compensar el DV01 probablemente tendría un mal desempeño al intentar compensar a Gamma. Después de algunas semanas o meses, o tal vez días, el swap no lograría estabilizar el margen de tasas de interés. Esto requeriría un monitoreo y revisión constante agregando más swaps.

El segundo aspecto para considerar, con respecto al paso del tiempo, es que los administradores de riesgo no manejan portafolios cerrados. Cada mes pueden generarse miles de nuevos préstamos y obtenerse nuevos depósitos. Además, muchos préstamos individuales se comportan de manera diferente y generan flujos de efectivo que divergen de lo que inicialmente se contrató.

El portafolio de cobertura individualizada enfrentaría dificultades con este segundo criterio, mientras que un portafolio de cobertura más dinámica tendría un mejor desempeño, requiriendo significativamente menos swaps nuevos para reajustar. Los bancos deben apuntar a equilibrar estas dos estrategias, así como calcular el tratamiento y el resultado contable y de la estrategia de cobertura implementada.

Alineación con las NIIF

Las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) fueron establecidas para crear un lenguaje común de contabilidad en todo el mundo y especifican cómo las empresas deben mantener y reportar sus cuentas, definiendo tipos de transacciones y otros eventos con impacto financiero. En su forma actual, las NIIF contienen requisitos especiales para las coberturas de valor razonable en un portafolio del riesgo de tasas de interés. Estos permiten que algunos elementos bajo cobertura se incluyan sobre una base de comportamiento en lugar de contractual, lo cual se adapta a algunos aspectos de la gestión de riesgo dinámica. Sin embargo, este modelo solo puede aplicarse al riesgo de tasas de interés.

Para garantizar que la contabilidad de las coberturas relevantes cumplan con las NIIF, los administradores de riesgo de tasas de interés dinámicas, deben sentirse cómodos con procesos de trabajo complejos. Por ejemplo, los cambios podrían abordarse tratando a los portafolios abiertos como una serie de portafolios cerrados con un ciclo de vida corto. Esto requeriría entonces la descalificación periódica del portafolio cerrado anterior de elementos y la redesignación de un portafolio cerrado revisado de elementos. Sin embargo, dicho enfoque también genera complejidades respecto al seguimiento y amortización de los ajustes de cobertura.

Desafíos comunes para las relaciones de macro cobertura

Cuando los bancos deciden utilizar la contabilidad de coberturas, es necesario cumplir varios requisitos de manera regular. Es importante que los bancos intenten automatizar la mayor parte de este proceso de trabajo de múltiples pasos como sea posible, o corren el riesgo de quedar atrapados en un proceso que consume una enorme cantidad de tiempo y cometer errores debido a actividades manuales.

Un proceso de trabajo integrado de contabilidad de coberturas debe realizar lo siguiente:

monitorear y medir las exposiciones
validar y optimizar las asignaciones
calcular el perfil de exposición
realizar pruebas de efectividad prospectivas y retrospectivas
obtener un rendimiento contable correcto

The post Contabilidad de coberturas: ¿cuáles son los beneficios de una estrategia dinámica de gestión de riesgo? appeared first on Servicio Bloomberg Professional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + dieciocho =

Generated by Feedzy