fbpx

Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca

Claudia Morales de BlackRock: Trabajar para que haya más mujeres en las finanza

“Tener esa red de apoyo y que las empresas ayuden también a sus talentos que están enfrentando algún tipo de dificultad, es básico para que puedan salir adelante y sigan entregando lo mejor de cada uno de ellos.”

Claudia Morales

Vice President of Portfolio Consulting for Latin America | BlackRock, Chile

Para atraer a más mujeres al mundo financiero es necesario mostrarles desde el colegio profesiones como matemáticas y economía, además de explicarles cuáles son las oportunidades que existen en esas áreas y difundir los casos de éxito de otras mujeres para que las más jóvenes vean que se trata de algo alcanzable y menos complicado de lo que parece.

Así lo cree Claudia Morales, vicepresidenta de BlackRock, una empresa de gestión de inversiones estadounidense cuya sede central se encuentra en Nueva York, ciudad a la que se mudó con su familia hace tres años desde su natal Chile.

“No puedes soñar con algo que no conoces”, apunta la egresada de Ingeniería Civil Industrial de la Universidad de Chile.

Cofundadora en 2017 de Mujeres en Finanzas (MEF) – una organización con sedes en Chile y España que está enfocada en incentivar, apoyar y promover la participación de las mujeres en la industria financiera y que es seguida por más de 2,000 personas a través de diferentes iniciativas–, Claudia quiere demostrarle a otras mujeres que existen oportunidades para ellas en todas las áreas del mundo financiero, en donde pueden aportar sus capacidades y talentos.

“Yo vengo de un mundo distante del sector financiero, tenía cero contactos, no tenía role models y no sabía qué se hacía en el sector financiero, y por es tenemos ese objetivo en MEF”, recuerda.

Colección de inspiraciones

A lo largo de su vida, Claudia ha recopilado lo que ella llama “una colección de inspiraciones” que la han hecho llegar hasta donde está actualmente.

Nació en una familia en la que ella es de la primera generación que llegó a la universidad. “No éramos de muchos recursos; y apenas empecé a trabajar, a los 24 años, el mío no era solamente un ingreso más, sino el ingreso más alto de mi casa”, indica.

“Entonces, para mí, estudiar y tener mi carrera no eran solo temas que me apasionaban, sino también fue la herramienta que me permitió darle más oportunidades a mi familia también, así que por eso fue mi primera inspiración”.

Ya en lo profesional, su primer ejemplo fue María Elena Ovalle, la primera consejera del Banco Central de Chile, la cual le inspiró para postular a un puesto en esa institución, en la que finalmente se quedó trabajando cinco años.

“No fui consejera del Banco Central –quién sabe si más adelante–, pero sí fui la primera mujer que fue presidenta del sindicato del banco. Pensaba que en el sector financiero solo podía llegar gente de elite, pero ahí estaba yo que no venía de ese mundo, y además aportaba mi conciencia social y mis ganas de ayudar al resto. Para mí fue muy importante ese paso”, asegura.

Cuando se trabaja por un objetivo en la vida, todos los sueños se cumplen. “En la época en la que estaba en el Banco Central de Chile, siempre que iba a trabajar escuchaba en la radio a un economista que admiraba mucho por todo lo que sabía, y cuando quise cambiar de trabajo, una amiga le hizo llegar mi currículum a esta persona”, relata.

“Yo no tenía idea de que le había llegado mi currículum hasta que un día en la noche recibí un e-mail de él en el que me invitaba a postularme para un cargo. ¡No lo podía creer! Y después de eso trabajamos juntos durante 10 años; y hoy día seguimos trabajando, aunque en diferentes áreas de la compañía. Es el señor Axel Christensen, que es el director de Estrategia de Inversiones para América Latina de BlackRock”, revela.

Y en lo personal, su motor han sido su hija y su esposo, quienes ahora dejaron, respectivamente, su escuela y trabajo en Chile para mudarse con ella a Nueva York y afrontar juntos los nuevos retos que eso conlleva, los cuales se vuelven aún más desafiantes en el contexto de la pandemia.

Para Claudia, los logros no son responsabilidad de una persona, sino que siempre se requiere de la ayuda de los demás.

El mayor desafío personal que ha vivido, y en el que se juntaron su vida personal y laboral, fue cuando, en 2013, le detectaron cáncer, situación que le obligó a tener tratamientos constantes, como la quimioterapia. En ese contexto, el apoyo que recibió fue fundamental.

“El soporte que me dio la compañía y los compañeros, que al final del día son tus amigos y se vuelven parte de tu familia, fue muy importante. Tener esa red de apoyo y que las empresas ayuden también a sus talentos que están enfrentando algún tipo de dificultad, es básico para que puedan salir adelante y sigan entregando lo mejor de cada uno de ellos”, destaca.

Pocas mujeres en puestos de liderazgo

Cuando empezó a trabajar en BlackRock, Claudia se dio cuenta que se podían articular conexiones entre mujeres que tienen puestos de liderazgo que pudieran servir de ejemplo a otras mujeres, algo que cuando ella empezó su vida laboral veía muy lejano; sin embargo, todavía queda camino por recorrer.

“Siguen habiendo pocas mujeres en el sector financiero, quizá más de cuando yo empecé, pero el número sigue siendo muy bajo, especialmente en niveles como las gerencias de primera línea, que en Chile es un 20%, y ya mujeres en dirección, apenas es de 9%, un número muy bajo de la representatividad de las mujeres en esos niveles”, apunta.

La buena noticia es que hoy los empresarios pueden contemplar estrategias de inversión en las empresas que están bajo métricas Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG), lo cual ayuda a visibilizar cómo las empresas están manejando el talento y considerando la brecha de género, subraya.

En Black Rock, explica, cada vez más inversionistas y fondos de inversión han confirmado la importancia que tendrán en el futuro las organizaciones y portafolios de inversión que, además de la rentabilidad, consideren esos principios.

Aprender de las crisis

Para Claudia, el acontecimiento histórico que más le ha marcado en lo profesional fue la crisis de 2008, la cual  también cambió para siempre su carrera.

“La economía era mi único ámbito de acción, porque yo venía del Banco Central y tenía un master en Economía; pero cuando llegó la crisis, tuve que reinventarme a mí misma”, relata.

Así, en su trabajo debió atender también temas relacionados con el área de Finanzas, lo cual le requirió un esfuerzo extra: “Me tocó dar un giro completo, estudiar más de la parte financiera, de los modelos financieros, y mezclar mi conocimiento macro y microeconómico con las finanzas. Pero eso fue lo que me llevó finalmente a donde estoy ahora”, asegura.

“Esa crisis fue un desafío para todos. Desde los años 30, nunca vimos una crisis económica y financiera tan profunda; por eso para mí fue importante validar mis conocimientos para luego tener mayores herramientas. Fue un aprendizaje profundo desde lo personal hasta lo profesional”.

Dice que cuando era estudiante, pensaba que la Economía no tenía relación alguna con las Finanzas, pero a lo largo de su carrera descubrió que es un mundo muy grande. Por cierto, cuando era pequeña, todo indicaba que estudiaría algo como Servicio Social o Leyes, pero en el colegio se dio cuenta de que tenía más afinidad hacia a las matemáticas; sin embargo, su trayectoria demuestra que nunca ha dejado de lado la conciencia social.

Los retos que están por venir

Claudia señala a la movilidad, la tecnología y la innovación como los desafíos que deben tener en cuenta la siguiente generación de líderes del mundo financiero, además de que deben incluir temas como la sustentabilidad y el medio ambiente.

Asimismo, menciona que los nuevos líderes deben ser más inclusivos y siempre deben pensar en las personas. “No pueden perder el propósito que tiene cada una de las organizaciones, no solo en lo financiero, sino que siempre se debe pensar en el bienestar común”, recomienda.

Estar informados para tomar decisiones también es importante: “Antes uno tomaba el diario y lo leía todos los días, pero hoy existe más acceso a la información a través de internet. Por ejemplo, yo tengo acceso a Bloomberg y eso me ayuda a estar mucho más conectada”, relata. “Pero lo importante es saber qué hacer con esa información y cómo articularla”.

Finalmente, le gustaría que su legado fuera que el sistema financiero sea más inclusivo y equitativo. “Que todas las personas que quieran alcanzar altos puestos, puedan hacerlo”, concluye.

Aviso de responsabilidad: Los puntos de vista y opiniones expresados ​​en este blog son propios de sus autores y no reflejan necesariamente la política oficial o la posición de Bloomberg.

Bloomberg invitó a los inversionistas <GO> GETTERS del mercado financiero de América Latina a compartir sobre sus carreras, sus historias de éxito y los desafíos que tuvieron que enfrentar, no sólo como testigos del desarrollo de este entorno acelerado, sino que también como contribuyentes activos a su evolución, creando nuevas herramientas, compartiendo mejores prácticas e inspirando cambios.

Lea Más

The post Claudia Morales de BlackRock: Trabajar para que haya más mujeres en las finanza appeared first on Servicio Bloomberg Professional.

Generated by Feedzy