fbpx

Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca

Descarbonización aeronáutica requiere tecnologías disruptivas

Mejorar la eficiencia de combustible de un avión es uno de los pilares detrás de los esfuerzos de la industria de la aeronáutica para reducir las emisiones de dióxido de carbono. Dado que muchas de las aerolíneas más grandes del mundo están renovando sus flotas con aeronaves más eficientes, es probable que se vean los beneficios. Sin embargo, para que la industria logre verdaderamente sus ambiciosos objetivos de emisiones, se necesitarán más innovaciones.

BloombergNEF espera que la eficiencia promedio de combustible de la flota mundial de aviones siga mejorando esta década principalmente con tecnologías existentes. No obstante, a largo plazo, se necesitarán tecnologías disruptivas para que las aerolíneas cumplan sus objetivos de cero emisiones netas entre 2040 y 2050.

Detrás de esta suposición, se encuentran dos razones. En primer lugar, los aviones convencionales de carga y pasajeros presentan menos oportunidades para grandes avances en una mejor eficiencia de combustible. En segundo lugar, esos logros por sí solos no son suficientes para alcanzar los objetivos de cero emisiones netas del sector. De hecho, impulsado por la creciente demanda mundial de viajes aéreos, el aumento de las emisiones totales de CO2 del sector aéreo a partir de 2019 probablemente superará cualquier cantidad de reducción de emisiones lograda a través de la introducción de aviones con mayor eficiencia de combustible.

El ahorro de combustible mejorará esta década en función de las tecnologías existentes

La eficiencia de combustible del sector aéreo se mide por la cantidad de combustible para aviones utilizado por pasajero o asiento. Dado que el combustible representa el 30% de los costos operativos de una aerolínea, la eficiencia de combustible tiene un impacto directo en la rentabilidad.

El ahorro de combustible promedio mundial mejoró en más del 2% anual entre 1990 y 2019. Una vez que la demanda de transporte aéreo se recupere del impacto de la pandemia del COVID-19, continuará mejorando principalmente en función de las tecnologías existentes.

El Airbus A320neo y la serie Boeing B787 utilizan motores innovadores que queman menos combustible, como el turbofán engranado de Pratt y Whitney, dispositivos de punta de ala para reducir la resistencia y un mayor porcentaje de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) para reducir el peso. El B777X de Boeing, una nueva variante con alas largas plegables para generar más elevación, tiene previsto comenzar a operar en 2024. Las aerolíneas como Emirates Airline, Qatar Airways y Singapore Airlines han ordenado un total de 334 aviones B777X. En general, los aviones de nueva generación pueden consumir del 15 al 20% menos combustible por asiento que sus predecesores.

La tecnología no es el único factor para las mejoras en el ahorro de combustible. El envejecimiento de los aviones, al alcanzar una vida útil típica de 20 a 25 años, y la presión para reducir las emisiones de CO2 están impulsando las renovaciones de flota. Panorama de tecnología aeronáutica de BNEF: El informe de eficiencia de combustible reveló que se tiene prevista la entrega de casi 14.000 aviones de fuselaje angosto y ancho a partir de 2022, al menos el 34% de los cuales probablemente se entregarán en 2025. La flota total de aviones que está activa, bajo mantenimiento o reparación es de alrededor de 21.400 al 19 de mayo de 2022, según datos obtenidos de ch-aviation.

Además, el aumento de los costos totales de carbono que las aerolíneas con sede en la Unión Europea deben asumir probablemente enviará una fuerte señal para invertir en tecnologías de reducción de CO2, incluyendo aviones con uso más eficiente de combustible. El Panorama de mercado de ETS de la UE en el primer semestre de 2022 de BNEF proyecta que el precio del carbono en el esquema de comercio de emisiones de la UE aumentará a 136 euros por tonelada métrica para 2030 frente a un precio promedio de 80 euros en diciembre de 2021.

Más allá de 2030: Una gran ventana de oportunidad para la renovación de aeronaves

Un total de alrededor de 12.500 aviones de fuselaje ancho y angosto alcanzará los 20 años de edad entre 2030 y 2040, lo que marca un momento en que muchas aerolíneas podrían impulsar la inversión en renovación de flota. El punto máximo para esas compras podría producirse a fines de 2030. Para entonces, el sector aéreo podría necesitar tecnologías disruptivas como el motor de rotor abierto, que está desarrollando CFM International, y diseños innovadores como los aviones de alas reforzadas con puntales, para lograr mejoras de dos dígitos en la eficiencia de combustible.

En ese momento, los aviones convencionales de carga y pasajeros tendrán un margen más pequeño para grandes mejoras en la eficiencia de combustible. Estas mejoras tecnológicas también son críticas porque la mayoría de los aviones introducidos en la década de 2030 probablemente continuarán volando en 2050, fecha en que la industria aérea apunta a alcanzar cero emisiones netas de CO2. Ni Airbus ni Boeing han anunciado nuevos programas de desarrollo de aviones, aparte de los conceptos de aviones con motor de hidrógeno de Airbus.

La inversión en tecnologías disruptivas es fundamental para el objetivo de descarbonización a largo plazo

Los aviones de cero emisiones y las nuevas tecnologías de producción de combustible de aviación sostenible (SAF) serán los más esenciales para la reducción de emisiones en el sector aéreo en el largo plazo. Sin embargo, la inversión en empresas que trabajan en estos dos caminos representa solo una pequeña fracción de los fondos dirigidos a startups de aviación con bajas emisiones de carbono.

De los US$7.500 millones recaudados desde 2017 hasta el primer trimestre de este año, el 65% se destinó a empresas de movilidad en aéreas urbanas o de entrega de última milla, que probablemente aumentarán la demanda de transporte aéreo en lugar de abordar el grueso de las emisiones del sector. BNEF cree que se requiere una rápida ampliación de la inversión en aviones eléctricos y a hidrógeno, y SAF para impulsar el desarrollo de tecnología a mayor velocidad.

Este artículo de blog se basa en los informes de investigación de BNEF  “El gráfico es del Panorama de combustible de aviación 2022 de BNEF: Alteración por el virus persiste”, “Panorama de tecnología aérea: eficiencia de combustible”, “Panorama de mercado de ETS de la UE en primer semestre 2022”, y “Tendencias de inversión en startup de tecnología de aviación con bajas emisiones de carbono”.

Acerca de BloombergNEF

BloombergNEF (BNEF) es un proveedor de investigación estratégica que cubre los mercados globales de materias primas y las tecnologías disruptivas que impulsan la transición hacia una economía de bajas emisiones de carbono. Nuestra cobertura de expertos evalúa las trayectorias de los sectores de energía, transporte, industria, edificios y agricultura para adaptarse a la transición energética. Ayudamos a los profesionales de trading de materias primas, estrategia corporativa, finanzas y políticas a navegar el cambio y generar oportunidades.

The post Descarbonización aeronáutica requiere tecnologías disruptivas appeared first on Servicio Bloomberg Professional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 14 =

Generated by Feedzy