fbpx

Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca

Materias primas en abril: ¿Pueden las acciones detener la tendencia bajista?

Este análisis fue escrito por el macro estratega senior de Bloomberg Intelligence Mike McGlone. Apareció anteriormente en la Terminal Bloomberg.

La caída del 30% en el Bloomberg Commodity Spot Index desde el máximo de junio de 2022 nos recuerda el retroceso del 53% que experimentó durante la crisis financiera de 2008-09, con poca ayuda del repunte de las acciones y una advertencia clave: la mayoría de los bancos centrales siguen aplicando medidas restrictivas. El retorno del gas natural a los niveles inicialmente negociados en 1990 podría ser un presagio de fuerzas deflacionarias predominantes, impulsadas por los precios del año pasado. ¿Estuvo la Reserva Federal más atenta a la inflación de lo necesario, estimulando una severa recesión? La curva de rendimiento invertido y la crisis bancaria sugieren que sí. Si el mercado de acciones no puede sostener el repunte del primer trimestre, podría haber pocas esperanzas de una recuperación de las materias primas. La regla de los rezagos largos y variables podría estar en sus inicios alrededor de un año después del inicio del período de alza de tasas más agresivo de la historia de los bancos centrales globales. Pero el alza del oro parece estar encaminado a comenzar en 2023.

Agende una demostración.

Un mercado bajista enfrenta a bancos centrales y rezagos: materias primas en 2023

La combinación de liquidez sin precedentes debido a la pandemia y la invasión de Rusia a Ucrania impulsó a las materias primas a un nivel máximo en 2022 que parece preparado para perdurar, reviviendo arraigadas fuerzas deflacionarias. Una pregunta clave al final del primer trimestre es qué detiene la trayectoria bajista de los precios en medio de la actual política monetaria hasta que los bancos centrales estén profundamente inmersos en ciclos de relajación.

¿No hay riesgo? Ajuste vs. deflación de materias primas

Un severo reajuste económico deflacionario está ganando fuerza, si las materias primas sirven de guía. La crisis bancaria podría ser un árbol en el bosque tras el ciclo de endurecimiento de la Reserva Federal más agudo en nuestra base de datos desde 1953, con largas y variables implicaciones de rezago. El gráfico de la tasa efectiva de fondos federales en una escala logarítmica muestra la rapidez sin precedentes de la trayectoria de alza de tasas de los últimos 12 meses y una fuerte caída de los precios de materias primas que es similar a una crisis financiera. El alza de tasas de 25 puntos básicos el 22 de marzo es significativa porque la Fed nunca ha tenido una política restrictiva con las materias primas cayendo a un ritmo tan alto.

Los futuros de los fondos federales muestran un techo en torno al 5%, con las tasas cayendo a alrededor del 3% en 2025. En una recesión normal, esto sería un ritmo históricamente lento de adición de liquidez y podría sugerir una deflación duradera, si las materias primas son un indicio.

IPP en camino a una deflación a menos que materias primas ganen terreno

El índice de precios al productor interanual para junio (el 13 de julio) podría acercarse al extremo de deflación de menos 6,9% de la crisis financiera. Qué detiene esta trayectoria podría ser un tema de mayor importancia, ya que el Bloomberg Commodity Spot Index (BCOM) está cayendo a aproximadamente al mismo ritmo que en 2008-09. Una gran diferencia es que la Fed sigue implementando una política restrictiva. Nuestro gráfico muestra al BCOM cayendo desde una meseta más alta en una base de 12 meses y a una velocidad similar a la de hace unos 15 años. El máximo del índice de materias primas de julio de 2008 derivó en la medida del IPP más baja desde 1948, en julio de 2009, y vemos paralelos.

La caída del BCOM al 30 de marzo es de casi del 30% frente al máximo de junio de 2022. Desde fines de julio hasta el mismo mes de 2008-09, la caída fue del 27,7%. A menos que las materias primas experimenten una fuerte recuperación, la deflación del IPP podría rivalizar la del 2009 y durar más tiempo debido a que los bancos centrales siguen aplicando políticas restrictivas.

¿Qué impide que el oro supere a la mayoría de los activos de riesgo?

La regla de los cuerpos en movimiento con amplio combustible podría favorecer al oro frente a la mayoría de los activos de riesgo en 2023. Nuestro cuadro de mando macro muestra la trayectoria interanual ascendente del metal precioso cerca de la cima y el petróleo en la parte inferior. Con los futuros anticipando un giro de la Fed en 2023, el oro es un candidato líder para beneficiarse frente a las potenciales pérdidas de los activos de riesgo. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha dicho que no tiene planes de bajar las tasas este año, por lo que para que los futuros estén en lo cierto, el proceso de deflación en el mercado de valores, el cobre, el petróleo crudo y la mayoría de las materias primas parece necesario para desencadenar la relajación.

La disminución de la liquidez, como lo demuestra la crisis bancaria y la vigilancia de los bancos centrales, es el estado actual de la situación y hasta que estos fuertes vientos en contra se reviertan, es probable que caigan los precios de los activos de riesgo.

Baja meseta, relajación típica para el piso de las materias primas

La deflación exhibida por la caída de las materias primas podría estar en sus inicios y ser contagiosa. Con una caída de alrededor del 20% en una base de 12 meses, el Bloomberg Commodity Spot Index se yuxtapone con un alza del 6,4% en el Índice de Precios al Productor. Las medidas contra la inflación mantienen alertas a los bancos centrales, pero si se mantienen las reglas de rezagos largos y variables, esto podría revertirse para fines de 2023 al grado de relajación que se necesitaría para ayudar a paliar una recesión deflacionista. Este es nuestro caso base que está ganando fuerza, como lo evidencian todos los sectores que muestran pérdidas en el cuadro de mando interanual de materias primas.

Por lo general, detener trayectorias similares del mercado bajista requeriría alguna combinación de una meseta más baja, una agresiva relajación de los bancos centrales y mucho tiempo. Con la excepción de los metales preciosos, nuestro sesgo sigue siendo a la baja para las materias primas al final del primer trimestre.

The post Materias primas en abril: ¿Pueden las acciones detener la tendencia bajista? appeared first on Servicio Bloomberg Professional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *